lunes, 1 de abril de 2013

Alicia expulsada del país de las maravillas

Me he acostumbrado a estar de vacaciones y no quiero volver al estrés de no parar, he aprendido a perder el tiempo, me gusta ver los capítulos repetidos de Cómo conocí a vuestra madre, escribir notas, listas, propósitos, pero no mover un dedo porque son vacaciones. Mirar ropa por Internet que sé que no voy a comprar... Por fin dejé las medias y me puse manga corta y calcetines, he estrenado la primavera.

Zaragoza me recuerda a Héroes del Silencio, me veo hace años escribiendo sus letras en la mesa mientras estaba en clase. Pero la canción que me ronda la cabeza es Alicia de Enrique Bunbury, especialmente cuando alude al mito de Teseo, el hilo de Ariadna y el laberinto donde estaba encerrado el Minotauro.


Alicia en su pensamiento
tirando del hilo de su enredo
Alicia en el laberinto
sin minotauro me llama ¡Teseo!


Zaragoza desde el punto de vista de Miguel

Las mismas vacaciones con dos miradas distintas, los mismos sitios desde diferentes ángulos. Miguel está vez no cogió a penas la cámara, debe ser que se fía de mí.  











Cata de una nueva adquisición: el joven Floral de Uncastellum. No nos encantó, aunque no está mal el vino.


Miguel compra un cocedor de arroz por 20 euros, ya me veo haciendo sushi dejando el arroz en su punto.



Último día de libertad, preparo una de las piernas de ternasco compradas en Zaragoza, una de las pequeñas, fácil y exquisito mmm...



Somos unos frikis del pan, los probamos todos. Este pan de la panadería del pueblo con harinas ecológicas sabe muy a pan de horno de leña.


 Cata de otro vino. Últimamente no estamos probando grandes vinos, hemos ido abriendo los más económicos que hemos comprado, éste en concreto por el precio  (una oferta, a 2 euros) más que correcto! Y por primera vez usamos las instrucciones del libro hacer la cata como es debido, seguimos aprendiendo...




Miguel que hasta ahora no usaba el móbil casi ni para llamar, ha sido tener Internet y engancharse al Triviados.


Hemos colgado un recuerdo que compramos en Japón, hemos tardado un poco por indecisos y no ponernos de acuerdo en el sitio.