martes, 25 de junio de 2013

En un mundo tan pequeño

Ahora por fin respiro tranquila al saber que aprobé todos los exámenes. Este verano me he querido dar un respiro, así que no voy a hacer ningún curso de formación, no vamos a hacer ningún tramo más del Camino de Santiago, seguramente no hagamos ningún viaje ya que Miguel no tiene vacaciones y aún así tengo muchas cosas en mente, ya veremos... Estando en un plan tan relajado he querido escuchar, cómo no, viejas canciones, en este caso a Mercromina.

En un mundo tan pequeño,
una burbuja interior
de millones de colores,
un jardín de mantequilla.

Con eso que te daba
no estaría mal,
con eso crecería...

Hasta escuchar su latido
que bombea al espacio exterior.
Qué anestesia tan profunda,
qué sobredosis de amor.

En un mundo tan pequeño
sólo cabemos tú y yo,
aumentando el microscopio
lo haremos en blanco y negro.

Ha explotado la burbuja,
ahora está dentro de mí,
cementerio de animales.

Qué anestesia tan profunda,
qué sobredosis de amor
en un mundo tan pequeño.

Verbena de San Juan. Vestida de rojo para la noche del fuego y las hogueras. Del color de la mercromina de cuando era pequeña, la solución de todos los rasguños.



Las cocas que mi suegro preparó para ese día, durante la semana Miguel y yo probamos todos sus simulacros!


Nuestro primer regalo para el nuevo bebé de la familia que se va a llamar Greta. No lo puedo evitar, debo de ser un tostón con mis charlas educativas!


Miguel y su hermano lo pasaron genial con los petardos, tuvimos un pequeño accidente con un tal "huracán", aunque sólo quedó en un susto toda precaución es poca...








¡Sorpresa! Nos visitan mi prima Paola y Xavi




Al día siguiente piscina y relax, demasiado frío aún para que yo me atreva con el agua.