sábado, 14 de septiembre de 2013


COMO UN FAN

Falta aproximadamente un mes para ver a Iván Ferreiro en concierto y reconozco que voy a tener que aprenderme algunas de sus letras, será un enorme placer recordar frase a frase cada una de sus canciones, ya lo dije: ¡como un fan! 

Desde aquí, desde mi casa
veo la playa vacía 
ya lo estaba hace unos días 
ahora está llena de lluvia 
y tú ahí sigues sin paraguas 
sin tu ropa, paseando 
como una tarde de julio 
pero con frío y tronando 
¿se puede saber qué esperas? 
¿que te mire y que te seque? 
¿Que te vea y que me quede tomando la luna? 
juntos la luna, tú y yo expectantes 
a que pase algún cometa 
o baje un platillo volante 

Y la playa llora y llora 
y desde mi casa grito 
que aunque pienso en abrazarte 
que aunque pienso en ir contigo 
el doctor me recomienda 
que no me quite mi abrigo 
que no esté ya más contigo 
y yo no puedo negarme 
pues el tipo soy yo mismo 
estudié mientras dormías 
y aún repaso las lecciones 
una a una cada día 


Yo no puedo aconsejarte 
ya es muy duro lo que llevo 
dejemos que corra el aire 
y digámonos adiós. 


Aunque siga suspirando 
por algo que no era cierto 
me lo dicen en los bares, 
es algo que llevas dentro 
que no dejas que te quieran, 
sólo quieres que te abracen 
y publicas que no tuve ni valor para quedarme, 
yo rompí todas tus fotos 
tú no dejas de llamarme 
¿Quién no tiene valor para marcharse?

Iván Ferreiro, Turnedo



Si alguien a reconocido el guiño a La casa Azul del título no será necesario que le recomiende ver el videoclip, es tan retro!! 

Sobremesa
Me encantan las sobremesas, alargar después de comer y charlar de mil temas, jugar una partida de Rumi o Trivial y no tener nada de prisa!
Fuimos a tomar café al nuevo restaurante de unos amigos de mi prima Celeste y de paso conocí al hijo de otros amigos.






Espurnes: Los pequeños de la casa se llaman "Chispas"


Tiempo de reposo
Este cesto-columpio, heredado de otra compañera, para mecer a los bebés. Ya lo he probado y es una gozada! Bien bajito para que los más atrevidos puedan investigarlo.


Materiales 
Una estantería que contiene mis manualidades: arriba la flauta que lleva conmigo casi una vida y la cestita del Ikea que me regaló Alba.




Botellas
Son las primeras que he hecho, con el poco material disponible.. Una grande y muy ligera, las pequeñas: una de piedrecitas, arena, cascabeles y conchas escondidas, la otra de agua con purpurina y figuritas que suben y bajan al agitarla. Eso sí, selladas con silicona.


Bolsitas
Una con piedras, un poco pesada, otra con cristales verdes, más pesada aún, y una tercera muy ligera con plumas y cascabel pequeño que suena al tocarla, la cinta de organza aún solitaria a la espera de que compre más...


Sentirse acogido
Deseo que las familias se sientan a gusto, acogidas, en un espacio cálido y respetuoso. 
Rincón de bienvenida nada más entrar al aula: la serenidad de las botellas de vidrio decoradas con arena, piedras blancas y velas. Un jarrón con lavanda y ramitas secas.



Orden y equilibrio
Una estantería llena de materiales pero muy minimalista. No todos son funcionales, combino detalles que dan calidez con los recursos que voy a utilizar.


El cesto de las bolsas de las sorpresas (animales de cuerda, luces...).


El cesto de los pañuelos: variedad de colores, texturas, transparencias, tamaños...


Una bandeja con pupurry y piñas que ya quiere dar la bienvenida al otoño.


Saquitos de olor, la importancia de los sentidos.


La cesta de los (pocos) instrumentos musicales. 


Mis títeres caseros, saben contar historias.

Este rincón tiene una pared muy colorida, he aprovechado el atrapasueños y mis troncos forrados de lana del año pasado. (La parte del suelo estoy a medias, aún no la puedo mostrar).


Un nuevo invento: son maracas táctiles. A través del frasco (pequeño, acorde con las manitas de los niños) se pueden ver las lentejas y las habichuelas y si agitas suena, y la parte del calcetín sirve para tocar y es muy agradable!! Como una pelota antiestrés.


La silla de lactancia y de usos múltiples! Mi mesa camilla que aún no tiene faldón pero he decorado con dos vasijas de barro con hierbas cortadas del patio.



Bombín
¡Preparada para salir! El viernes noche estrené sombrero. De no ir jamás de negro al negro absoluto, bueno las bambas rompían el luto, aunque no se ven. Como tampoco se ve mi chapa de Caperucita devora lobos feroces, ñaaam!!





Últimas noches de piernas al aire?? Eso sí lo voy a echar de menos!