sábado, 7 de diciembre de 2013

VIAJE EN EL TIEMPO

- Y dígame usted, Jerusalem. ¿En qué anda metido?
- Supercuerdas, me temo, como todos en estos tiempos. Agujeros de gusano.
- Magníficos agujeros. ¿Mundos paralelos?
- En efecto, doctor. Mundos paralelos al alcance de los dedos, pero aún demasiado lejos.

Trífero. Ray Loriga

Leer y esperar algo sorprendente pero que no llega a suceder, decepción, nuevas expectativas y nueva decepción. ¿Qué me pasa? ¿No puedo leer este libro sin más, sin esperar algo que sólo se construye en mi mente? Avanzo lentamente, cansadamente, como en los sueños en que las piernas pesan un horror. Esperando llegar a la cima, al final, con las ganas de que satisfaga mis infundadas fantasías.


Has cerrado los enormes agujeros de gusano
que expulsaban la basura al otro lado
En el vórtice espacial, sobre mi cama,
donde ahora te veo tumbada.

Derrumbaste las barreras levantadas 
por desastres naturales que nacieron 
de quedarme con lo malo del recuerdo 
de fantasmas en los tiempos que faltabas.

Eres luz
que va llenando
cada espacio hueco que se va encontrando.

Eres luz
que va despertándome
con fonemas sordos de un lenguaje extraño

Misterio, camina despacio,
te regalo el sonido del mar.
Libre, desnuda de mí hasta los huesos
de la única forma en la que seguirás

Luciendo en la oscura caverna del pecho
donde guardo mis tratados de paz.


Viajes en el tiempo
Sin necesidad de recurrir a agujeros de gusano que conecten el ahora con otro momento pasado. Cuando ayer Miguel sacaba las figuritas de su Belén de niño y me explicaba dónde encontró cada una de ellas me pareció tener frente a mí a un Miguel de hace años. Por eso decidimos ir añadiendo poco a poco nuevos tesoros a esta caja de recuerdos: figuritas, adornos, accesorios...


Vino caliente
Miguel trata de plagiar a La dama del lago y se pone manos a la obra para preparar un vino caliente muy navideño y por petición mía hace fotos del proceso! La primera cata muy positiva y eso que muy caliente no estaba... Esperando el momento adecuado para entrar de lleno en el espíritu de la Navidad!





Estrenamos el hule nuevo que es como un estallido de color y me encanta como queda el comedor con él (éste me niego a rajarlo como me pasa con todos), y probamos un vino, regalo de mi prima Paola y Xavi. Siempre hacemos las catas antes de la comida y nos lleva un ratillo, yo voy anotando más que aportando, pero en fin... Algo voy aprendiendo a base de práctica. Pero en este caso hicimos la cena sin dar tiempo a la cata así que fue exprés y las anotaciones a posteriori... Lo que si nos quedó claro es que nos gustó mucho!!



Advent
No tengo ninguna intención de hacer cup-cakes, pero estos moldes de papel para magdalenitas me inspiran otras utilidades, a ver si queda tan bien como en mi cabeza...





Y gracias al regalo de un día que añadir a este fin de semana, aún tenemos tiempo de visitar ferias y acabar de decorar (tarea muy pero que muy entretenida)!