sábado, 14 de marzo de 2015

ALGO NUEVO Y YO TAN RARA

Hace días que estoy muy rara, como si estuviese subiendo una cuesta interminable y solo pensara en descansar. No he vuelto a escribir, no he tenido ganas. A penas he leído algunas páginas del último libro que empecé: La insoportable levedad del ser de Milan Kundera. Aunque tiene partes que me encanta como están escritas y frases preciosas no me interesan en absoluto las vidas de sus protagonistas, soy incapaz de empatizar con ninguno de ellos. Es similar a mi escaso interés por las vidas ajenas, salvo las de las personas que me importan.

Hoy ha sido un día interesante, he asistido a un curso sobre el que ya hablé y me he reencontrado con personas que me apetecía mucho ver y con caras conocidas, ha sido enriquecedor y estimulante, y he roto con mi apatía temporal (que viene y va).

He pensado como escribir esta entrada tan complicada para mí y me he dejado llevar; ahora mismo no me sé explicar pero quiero compartir que algo nuevo va a pasar, que vamos a tener un bebé, aunque a ratos me sienta como la antiembarazada y me de alergia todo lo relacionado con el tema, porque ahora soy, si cabe, más contradictoria aún.

Ver como mi cuerpo cambia
y empezar a creer que es cierto.
Ilusión con trasfondo de miedo,
y el no saber como sentirme
porque me siento bien y mal,
y ambas cosas a la vez.
Y sueño entrecortado
y sucumbo al cansancio
y no controlo.

Ya escuché su corazón
pero después todo fue silencio.
Y mi vientre casi plano
que engaña y me confunde,
aunque a veces duela un poquito
como avisando de su presencia
como queriendo ser.


Y después de enfrentarme a la pantalla en blanco he estado escuchando La bien querida encerrada en la habitación, con esta entrada a medio acabar, ojeando un libro nuevo que compré: Los cien lenguajes de la infancia, porqué me gusta hacer varias cosas a la vez. He escuchado:



Hoy solo voces femeninas y un poco de melancolía:  Elena Goch


Espero tener ánimo para ir haciéndome fotos conforme vaya creciendo la barriga, a las 15 semanas aún cuesta adivinar que alguien se está formando ahí dentro. He empezado un diario nuevo, un diario de embarazo, que bien bien no sé ni como llevar, no sé que tono quiero que tenga ni a quien dirigirme, de momento solo es un recopilatorio de sucesos, algunas fotos y la ecografía.