jueves, 18 de junio de 2015

¿ES POSIBLE REGGIO FUERA DE REGGIO?

Junio está siendo un mes muy completo, yo lo alargaría una semana más para tener un poco más de tiempo y no ir con esa sensación de no llegar a todo, aunque creo que ya forma parte de mí lo de acumular "cosas por hacer". Mañana vienen unos amigos a comer y les queremos hacer algo especial, así que hemos estado dándole vueltas al menú y dejando listos algunos preparativos. En estas ocasiones es cuando me gustaría cocinar mejor, ¡aún no os he hablado de mi admirada Rachel Khoo! Desde que la descubrí (emiten sus programas en una televisión autonómica) me enganché a su manera fresca y cosmopolita de entender la cocina, ahora cuando cocino me siento un poco ella, solo me falta el cámara grabándome! Ya os la presentaré y lo entenderéis mejor.


Y luego están las innumerables visitas médicas. Porque, para colmo, me ha dado un resultado alterado la curva de Sullivan (esa analítica que te hacen en la que primero te tienes que beber un botellín de azúcar puro que sienta fatal) y me la tienen que repetir pero elevada al cubo ¡vaya ganas! Aunque estoy superando mi fobia a las extracciones de ya sabéis qué, me ha dado algo cuando me han dicho que tal día vaya al ambulatorio con un limón que me harán el análisis en tres veces, botellín-extracción (1 hora) botellín-extracción...

Y San Juan con su verbena y los petardos y las cocas...

Y ayer, preparando con mi grupo de trabajo Reggio una futura jornada y acabando de hilvanar nuestra participación en la escuela de verano de Rosa Sensat, me he dado cuenta de que ni os lo he mencionado. Para saber como funciona este año la escuela de verano, es bastante innovadora, podéis entrar en la web


Nosotros, como grupo, los días 6, 7 y 8 de julio estamos dentro de las propuestas de espacios de intercambio (porque no es un curso, sino un espacio donde compartir experiencias, reflexiones...) y la nuestra es:

¿Es posible Reggio fuera de Reggio?

Creo que el título ya da muchas pistas sobre lo que pretendemos hacer hincapié, tal vez incluso os lo habéis preguntado en alguna ocasión, ya que somos muchos los educadores enamorados de esta filosofía educativa y que la tomamos como referente para nuestra praxis diaria, y hasta aquí puedo leer...


Y la de entradas que tengo a medias, ¡se me van a caducar! Y ya es viernes, que siempre hace ilusión, es mi noche favorita del fin de semana porque aún quedan dos días enteritos por disfrutar!