viernes, 20 de noviembre de 2015

PIEDRAS Y POESÍA: EN UNA GOTA DE SILENCIO

Si en cada gesto tuyo, preciosa, encuentro poesía ¿por qué me cuesta tanto expresarlo?

¿Por qué no encuentro las palabras adecuadas para poner nombre a este momento feliz? Momento que no acaba, porque siempre estás ahí. Y te miro como al regalo más preciado, te acurruco sobre mi pecho para que sientas mi respiración y aflora un diálogo íntimo y silencioso en el que se difuminan nuestros cuerpos, y un pequeño movimiento tuyo: tu mano acomodándose en mi brazo.

Esta vez no me has tocado por azar, no ha sido uno más de tus movimientos imprecisos; tus dedos han buscado un lugar donde detenerse y allí han presionado fuerte como si se quisieran hincar. Este gesto tuyo ha detenido el tiempo: tu torpe mano aferrándose a mí es la caricia más amorosa.


Y he llenado la mesa de lápices, piedras y libros de poesía...

La poesía hace que leer sea el acto más sublime y delicado; como un paso de danza ejecutado con extrema sutileza; como si en un día soleado, tumbada sobre la arena fina y tibia, una suave pluma rozase mi cuello. 

Cuando las palabras se convierten en sensaciones... 

Es mirar un lienzo y dejar fluir en tu interior esbozos de pensamientos. Mientras, una flor sujeta en tu mano deja desprenderse, uno a uno, cada uno de sus pétalos, viéndolos flotar en el viento y dejando que se alejen como quien suelta una cometa para no recuperarla jamás. Es la no permanencia, la fugacidad, no podemos encerrar todos los pensamientos en botes de cristal.


Leo Compañero del viento de Abbas Kiarostami.

Empieza: 
En una gota de silencio

Termina: 
Perdonad y olvidaos
de mis pecados
pero no de tal modo
que yo los olvide del todo

Kiarostami (Teherán, 1940), realiza películas sobre y para los niños de Irán: ¿Dónde está la casa de mi amigo? (1987), Close up (1990), Y la vida continúa (1992), A través de los olivos (1994), El sabor de las cerezas (1997). 

En 2006 presenta varias instalaciones para la exposición Correspondencia con Víctor Erice: Durmientes. Mirando el Ta'ziye y Bosque sin hojas.


Leo Avanzando de Vladimir Holan.

Empieza: 
Vladimir Holan, <<el árbol más alto del bosque checo>>

Termina: 
Avanzando
Al poeta no se le puede excusar nada, ni siquiera su muerte.
Y sin embargo de su peligroso ser
quedan aquí siempre, en cierto modo, de más,
algunos signos. Y en ellos, es verdad,
no la perfección, aunque fuera el paraíso,
sino la veracidad, aunque tuviera que ser ella el infierno...


Leo Versiones de Matsuo Basho de Jordi Coca.

Empieza: 
Te debo pedir
qué es el haïkaï xino
Mariposa blanca.

Termina: 
Ninguna gota de rocío
No cae
Del crisantemo helado.


Me he atrevido a pintar las piedras que guardaba después de mucho tiempo, como los niños, disfrutando del proceso y sin importarme el resultado. Como los niños, jugando. Y he estrenado mis rotuladores nuevos y he bordado un pequeño saquito donde guardarlas. 

Pedrafeliç
Las piedras están inacabadas, cuando las vaya terminando y las barnice (con un producto genial que he comprado), tendré qué pensar dónde ponerlas para que alguien las encuentre. No he olvidado el proyecto Pedrafeliç, de hecho empecé aquí, aunque no estaba muy feliz por aquél entonces, quizá por eso ha tenido que esperar el momento oportuno.

Y algunas las guardaré para Juno, porque espero que pintemos muchas piedras juntas.




¿Alguien más lee poesía? Me encantaría saber qué...