domingo, 13 de marzo de 2016

EL COLOR CARNE

Últimas horas de domingo. Después de un fin de semana muy intenso a nivel formativo, abro la libreta y es como sentir de nuevo una explosión de vitaminas que me empapa entera. Juno ya se ha abandonado al sueño, y es verla en este estado de placidez y sentirme de inmediato relajada. 


Ahora, mientras escribo las últimas líneas por hoy, voy apagando esa chispa que me mantendría sentada frente al ordenador más rato del que debería, indagando más a fondo sobre el repertorio de artistas que el sábado nos presentaron en la jornada Recreant (Rosa Sensat / CaixaForum). Y ese es solo el principio...

Foto-regalo de Àngela Bosch (gràcies!)
Antes de que se apague del todo esa llamita que aún me tiene activa, necesitaba echar un vistazo a mis preciados apuntes. Para después dejarme llevar, yo también, por la sana costumbre de agotar las últimas horas del domingo con un binomio muy zen, el de sofá e infusión.

http://www.deia.com/2015/11/27/bizkaia/el-pantone-de-la-diversidad
Así que hoy solo voy a compartir una de las imágenes con la que me quedo de la jornada sobre arte: el inventario crómatico de Angélica Dass: Humanae (Work in progress).


Y os invito a visitar su página, es mucho más interesante que la leáis a ella directamente que no el resumen que yo pueda hacer.


¿En vuestro estuche también había un lápiz al que llamabais de color carne?